Un monitor multiparamétrico y lo que puede aportar en tu centro clínico

14 sep 2021

El sector sociosanitario y los servicios Carelife han cobrado mayor relevancia en la sociedad y en la aplicación de avances tecnológicos, lo que ha llevado a estas actividades a priorizar su inversión en nuevas soluciones que mejoren la atención a los pacientes y automaticen algunas tareas.

El acusado envejecimiento de la población de las últimas décadas, junto a las necesidades que ha creado la pandemia, han destacado la necesidad de la actualización y adaptación de los dispositivos sociosanitarios para poder realizar mejor seguimiento de los pacientes, ya tengan que acudir a los centros sanitarios o se les ofrezca servicios de teleasistencia con los que tienen más independencia y privacidad.

Hoy nos centramos en el monitor multiparamétrico, una de las herramientas sociosanitarias más necesarias en los centros clínicos y que permite a los profesionales sanitarios una mejor gestión de su tiempo para atender a sus pacientes, emplear la tecnología avanzada para recoger la información clave de cada persona y poder personalizar la atención y el tipo de seguimiento que necesitan para mejorar su salud.

 

Qué hace un monitor multiparamétrico

Un monitor multiparamétrico es la solución para la adquisición y monitorización automatizada de parámetros fisiológicos en entornos profesionales basada en estándares, e integrable con los sistemas de información sanitarios.

Está dotado de una pantalla donde se muestran las constantes vitales y otras variables que se pueden medir fácilmente.

La utilidad de un monitor multiparamétrico es que con un solo aparato se puede hacer un seguimiento pormenorizado del paciente en movilidad ya que, permite recoger constantes vitales de manera automática e inalámbrica, garantizando la comodidad del paciente y el profesional. Dispone de una gran flexibilidad para medir una amplia variedad de parámetros fisiológicos como son la temperatura, , la frecuencia respiratoria, la saturación de oxígeno, la presión arterial, la concentración de glucosa en sangre, la coagulación, etc.

Recoge la información que se muestra en una pantalla versátil para mayor comodidad del profesional, lo que lo convierte en un completo puesto de atención móvil.. Es decir, que con un solo dispositivo y mediante un método cómodo y poco invasivo, se puede obtener toda la información médica relevante para conocer el estado de un paciente y estudiar su evolución, sobre todo en personas en proceso de recuperación o que padecen enfermedades crónicas y necesitan una atención frecuente y que mejore su calidad de vida.

 

Beneficios que aporta un monitor multiparamétrico

El monitor multiparamétrico es una inversión muy útil y rentable para los centros clínicos y una herramienta clave para los centros que ofrecen servicios de teleasistencia o residencias donde un diagnóstico precoz pueda agilizar la atención médica o el traslado a centros hospitalarios.

En el caso de los centros clínicos, es de gran utilidad contar con monitores multiparamétricos fijos y portátiles -interhospitalario e intrahospitalario-, de manera que los profesionales en traslados hospitalarios o asistencia a domicilio tengan una herramienta médica completa, fácil de usar y muy útil en seguimientos y visitas de urgencia.

Con un solo monitor multiparamétrico, un profesional sanitario que debe acudir al domicilio de un paciente puede:

  • Controlar la frecuencia respiratoria.

  • Medir la temperatura del paciente.

  • Medir la presión arterial con el uso del brazalete que también se conecta al monitor y muestra los datos.

  • La saturación de oxígeno con el uso del pulsioxímetro.

  • La concentración de glucosa en sangre con el uso de un glucómetro

  • La coagulación (esencial para personas con SINTROM) con el uso de un coagulómetro

  • Peso corporal a través de una báscula inteligente

En el caso de los centros clínicos, los monitores multiparamétricos con tecnología avanzada realizan el seguimiento a cada paciente y trasladan esa información a las historias clínicas atendidas por médicos y enfermeros que pueden realizar un seguimiento integral desde un único punto.

Las señales y alarmas que lanzan los monitores cuando alguno de los parámetros es más alto o bajo de lo normal ayudan a una intervención inmediata o poder adelantarse a crisis clínicas y descompensaciones.

No hay duda que mejorar la calidad en la atención al paciente y poder realizar diagnósticos precoces es mucho más sencillo y eficaz, si los centros clínicos cuentan con monitores multiparamétricos.

Ana Bermúdez

Program Manager, Proyectos estratégicos

DEJA UN COMENTARIO