¿Qué es la ciberseguridad en la nube y cómo beneficia a las empresas con presencia en internet?

20 may 2021

La ciberseguridad se ha convertido en una prioridad para las empresas que operan en la red, tanto para proteger sus activos como para ofrecer garantías a sus clientes. Actualmente, todo tipo de empresas utilizan la gestión en la nube para desarrollar su actividad, sobre todo ahora que abunda el teletrabajo y las conexiones en remoto.

Pero, ¿pueden todas estas empresas asegurar que operan con sistemas de ciberseguridad que les protege de ciberataques y de exponer información confidencial? ¿Conocen las empresas las posibilidades de la ciberseguridad en la nube para mejorar su proceso de digitalización?

 

Ciberseguridad: el paso decisivo en la transformación digital

Tanto si una empresa trabaja con una cloud privada con el despliegue de un Centro de Proceso de Datos (CPD) interno, una cloud pública como pueden ser los servicios prestados por Google, IBM o Microsoft Azure, o una cloud híbrida que combina un CPD local con un servicio externo, la ciberseguridad debe ser un asunto prioritario que atañe a todas estas formas de trabajar y compartir información almacenada en la nube.

En todos estos casos, los datos que maneja cada empresa se almacenan en servidores que son administrados por los proveedores del servicio, o la propia plantilla de una empresa. Así que estos administradores deben contar con un plan de ciberseguridad común, atendiendo a todas las políticas de privacidad y protección de datos comunes y a los protocolos particulares de cada empresa.

La ciberseguridad es esencial en todo tipo de actividades que usan la red para sus gestiones. Es el caso del sector hospitality, en el que la digitalización de servicios hoteleros y el uso de los huéspedes de la red para disfrutar de su estancia, hacen necesario el soporte de medidas de ciberseguridad para garantizar la privacidad de los clientes.

Es muy común que empresas de este tipo usen una cloud híbrida, donde se interconectan sistemas externos e internos para la gestión diaria, y es una clara muestra de una organización que necesita un nivel muy alto de ciberseguridad, porque todo servicio o gestión que se realice con el uso de las redes de datos es sensible de verse expuesto y necesita de medidas de protección, sobre todo en entornos donde los usuarios usan dispositivos en los que abrir un documento o clicar en un enlace puede suponer una brecha de seguridad.

 

Beneficios de la ciberseguridad para empresas digitales

Red privada para acceso a servidores

Un sistema de ciberseguridad es capaz de ofrecer navegación oculta, es decir, dar invisibilidad a ciertos procesos y conexiones para que no puedan ser detectados por cibercriminales.

La ciberseguridad ofrece alternativas de acceso mediante circuitos internos, además de los cortafuegos tradicionales para conexiones a Internet.

Una VPN -red privada virtual- es la forma más segura de que un trabajador se conecte a un servidor o a un equipo remoto, usando Internet, pero mediante una conexión punto a punto privada y cifrada.

 

Protección multidispositivo

Protegiendo las conexiones a cualquier tipo de servidor desde la red con todo tipo de dispositivos. En especial, desde los dispositivos móviles que son los más empleados por las organizaciones con trabajos colaborativos.

La ciberseguridad en la nube ya da prioridad a la las infraestructuras móviles en sus estructuras de seguridad porque son los elementos más expuestos a malware o riesgos de seguridad. Es recomendable que cada trabajador siempre use una VPN para conectarse a cualquier sistema en la nube, sea interno o externo, y evitar intrusiones en red que pueden ser empleadas por hackers o troyanos.

 

Soluciones a medida

La ciberseguridad en la nube se adapta a la dinámica de cada empresa. Son muy necesarios los sistemas de ciberseguridad capaces de evitar ataques híbridos, es decir, que evitan que tanto la nube como los dispositivos se vean expuestos a amenazas.

 

Soporte para desarrollar planes de seguridad

Los expertos en ciberseguridad destacan la carencia en las empresas de crear sus propios planes de seguridad para la protección de su actividad y de los datos que manejan.

El RGPD ha marcado ciertas pautas generales, pero gran parte de las empresas carecen de protocolos internos acordes al uso de la nube privada y de servicios externos.

 

Proteger la empresa frente a errores humanos

La actuación de los usuarios suele ser la causante de las mayores exposiciones a ciberataques, ya sea por un mal uso de los equipos o por desconocimiento, cosa que se evita con protocolos de conexión, formación y el uso de los sistemas adecuados.

Así que, aunque una empresa cuente con expertos en ciberseguridad, es importante que toda la plantilla tenga nociones sobre cómo realizar su trabajo y conexiones de forma segura y sin poner en riesgo a la empresa.

En definitiva, invertir en ciberseguridad y emplear la nube para el almacenamiento de datos ahorra muchos quebraderos de cabeza y facilita que empresas y servicios creen un entorno más seguro para trabajadores y clientes, ya sea en la conexión a Internet en un hotel, una plataforma de pago digital o el trato que hace un servicio sanitario de nuestros datos e historial clínico.

 

DEJA UN COMENTARIO